El fuego que destruye la vida

Por años, nos hemos equivocado creyéndonos los dueños del planeta, decidiendo sobre sus riquezas, dividiendo y explotándolas a conveniencia