Las microfinanzas son eso…… finanzas

En las afueras de la microfinanciera Fortaleza se reúnen ocho mujeres a celebrar un rito semanal: pagar la cuota del más reciente préstamo que recibieron. Su grupo recibió 300,000 córdobas que deben saldar en 16 semanas. Los créditos son individuales, pero la responsabilidad es compartida o solidaria, como la llaman en el lenguaje de los microcréditos. Si alguna no llega a la reunión o no tiene con qué pagar, las demás responden por ella, antes de ejecutar la garantía: por lo general parte de su menaje de casa A Carmen, fundadora del grupo y vieja clienta, le prestaron C$$17,000 y paga C$$1,214 semanales. A Mónica, recién ingresada al grupo, le prestaron C$$5,000 y tiene que pagar C$$357 cada semana. En total, terminarán pagando un quince por ciento más de lo que recibieron, lo que, después de un complicado cálculo financiero, dados los plazos y las formas de pago, termina siendo algo cercano al ochenta por ciento de interés anual.

Crédito al menudeo es más caro

El crédito de las microfinanzas es caro, pero más caro es no tener ningún tipo de crédito. Allí hay factores que tienen que ver con el manejo de los créditos, los montos, el personal y la falta de una legislación que fomente la actividad. El presidente de Asomif, Julio Flores, explica.

Microfinanzas cerrarán año con saldo negativo

Por primera vez en una década de existencia, la industria microfinanciera nacional cerrará este año con números negativos, según el informe de cierre dado a conocer por las autoridades de la Asociación de Microfinancieras de Nicaragua (Asomif).