Un clásico millonario

A la izquierda, Cristiano Ronaldo, fichado por el Real Madrid por la cifra récord de 94 millones de euros, y el brasileño Kaká, que costó 65.