Legítima defensa y DD. HH.

Un inusual rechazo ha generado la condena que hiciera un jurado de conciencia a Jorge Ricardo García Abarca. El rechazo parte de la idea que la actuación fue en legítima defensa de su familia, y ante este inusual clamor, hubo una actuación aún más inusual del Ministerio Público.