Borrar con los pies…

Mientras es entendible la preocupación por las eventuales consecuencias de la Nica Act, es cada vez más evidente la responsabilidad nacional e internacional de Ortega por la misma.