Natalie Cole “la música cura”

El estudio de grabación, a unas cuadras de las playas de Santa Mónica, está completamente a oscuras. Solamente una luz ilumina una silla, con Natalie Cole. David Foster, el productor discográfico de Barbra Streisand y Andrea Bocelli, está sentado atrás, en una sala donde menos de cincuenta privilegiados pudimos escuchar a Natalie cantando en español, por primera vez. Sí, tal cual como lo había hecho su padre, Nat King Cole, pero con una mejor causa: el agradecimiento a nuestra comunidad, por haber recibido el trasplante de hígado de una desconocida salvadoreña.

Natalie Cole “la música cura”

El estudio de grabación, a unas cuadras de las playas de Santa Mónica, está completamente a oscuras. Solamente una luz ilumina una silla, con Natalie Cole. David Foster, el productor discográfico de Barbra Streisand y Andrea Bocelli, está sentado atrás, en una sala donde menos de cincuenta privilegiados pudimos escuchar a Natalie cantando en español, por primera vez. Sí, tal cual como lo había hecho su padre, Nat King Cole, pero con una mejor causa: el agradecimiento a nuestra comunidad, por haber recibido el trasplante de hígado de una desconocida salvadoreña.