¡No bajar la guardia!

No basta que Ortega y su gabinete se protejan, sino que protejan al pueblo, y para eso deben iniciar una campaña sistemática, por todos los medios posibles