Cartas al Director

Es triste y vergonzoso ver el lamentable estado en que se exhibe la bandera de nuestro país, más aún si esto sucede en edificios gubernamentales y/o, centros escolares