Más beneficios judiciales para Samir, «el pistolero de Metrocentro»

Samir Matamoras no solo fue tratado con paños suaves por la Policía Nacional, quien no lo detuvo en el momento que cometió el delito a pesar que lo hizo enfrente de ellos, sino también por la Fiscalía que lo convirtió en víctima y pidió penas mínimas y de cumplimiento simultáneo y el juez no tomó en cuenta su reincidencia delictiva