La soberbia del orteguismo

Los nueve comandantes comenzaron a mostrar no un hombre nuevo revolucionario, forjado por el amor al pueblo, sino a seres infalibles con potestad de decidir quién merece vivir y quién debe morir

¿Qué tan orteguistas somos?

Los orteguistas no se definen solo por lo bien o mal que les caiga Ortega, sino, principalmente, por cuanto incorporan sus comportamientos