Nindirí, un pedazo de paraíso

Este es Nindirí, reducto sagrado de la vieja estirpe, asentado desde los albores del tiempo en una fértil llanura interlacustre de origen aluvial sobre la que el viento vuela con la fuerza de la historia y los sueños penetran todas las vigilias entre la palpitante sombra de la verde arboleda.

Foto del lector

El título para esta fotografía es “Un paraíso”, según su autor, Arnulfo Urrutia. Para él, esta imagen de la caída del sol parece un sitio de otro mundo. “¿Será este el paraíso perdido del que habla el Génesis? O ¿simplemente, un atardecer en Ometepe? Yo tomé la fotografía y todavía no me respondo”, asegura Urrutia, lector de Domingo.

Laguna en el paraíso

A cuarenta kilómetros al norte de Bluefields, en la Región Autónoma del Caribe Sur, se encuentra un paraíso poco explorado por turistas, pero con muchas bellezas por ver.

Foto del lector

“Paraíso entre montañas” es el título de esta imagen capturada por Milton Aguilar, chichigalpino aficionado a la fotografía.

Moyuá, el paraíso sostenible

En la zona conocida como “el corredor seco”, al norte del país, a la altura del kilómetro 72 de la Carretera Panamericana norte, se encuentra un verdadero oasis de agua dulce: el sistema lacustre conformado por las lagunas de Moyuá, Las Playitas y Tecomapa.

Paraíso miskito

Estar aquí podría ser algo muy similar a un paraíso en la Tierra. Aquí donde el tiempo no importa y la distancia es lo de menos. Este lugar en el hermoso y colorido mar Caribe reúne más de 70 formaciones entre islas y manglares que funcionan de refugio para una gran variedad de especies animales y vegetales. Esas pequeñas islas que se ven desde lejos es el hogar de pescadores que viven en casas de madera construidas sobre el agua. Aquí, donde llegar solo es posible viajando durante tres horas en lancha, está el lugar exclusivo para verdaderos aventureros. Aquí no hay hoteles cinco estrellas ni restaurantes de lujo, pero hay familias que reciben al visitante con los brazos abiertos y dispuestas a atenderlo como alguien más de la familia. Aquí usted está en los paradisíacos Cayos Miskitos.

Paraíso en miraflor

En este lugar el día comienza cuando la luz del sol escurre la neblina, cuando los moños de flores sacuden su rocío y el verdor que forra las montañas se descubre a la vista de todos. Aquí, en la reserva natural Miraflor el tiempo pasa lento mientras se disfruta de una caminata al aire libre o de una tasa de café o chocolate entre colchas.

Paraíso bajo el agua

Bajo la superficie del mar se encuentra un mundo sorprendente y colorido compuesto por jardines acuáticos y centenares de especies marinas.

Paraíso bajo el agua

Bajo la superficie del mar se encuentra un mundo sorprendente y colorido compuesto por jardines acuáticos y centenares de especies marinas.

Foto del lector

“Adiós al paraíso” es el título con el que la reportera del Periódico HOY, Elida Rodríguez, nombró a esta fotografía, al dejar la paradisíaca Isla de Ometepe luego de cumplir una misión de trabajo. Fue la tercera ocasión que Elida visitó Ometepe y siempre regresa con el buen sabor de recorrer uno de los lugares más bellos de Nicaragua. Al fondo se disfrutan los volcanes Maderas y Concepción, desde el ferri que transporta los carros de los turistas, que además de pagar el pasaje de sus vehículos, también están obligados a pagar un seguro para que sus carros sean transportados hasta la isla.