El menospreciado Parque de la Paz

El establecimiento de la paz en Nicaragua, en 1990, fue una de las grandes conquistas del gobierno democrático de doña Violeta Barrios de Chamorro. Después de casi 15 años de guerra civil y dos dictaduras consecutivas que se impusieron en el poder por la fuerza de las armas, el advenimiento de la paz bajo el liderazgo cívico y sereno de doña Violeta fue como una bendición para todo el pueblo nicaragüense.

Al rescate del Parque de la Paz

Veintidós años han pasado desde que doña Violeta Barrios de Chamorro, expresidente de Nicaragua, quemó y enterró más de 15 mil armas de fuego como símbolo de haber alcanzado la paz en nuestro país, en un sitio que seis años después fue bautizado como el Parque de la Paz. Sin embargo, de ese histórico lugar no queda más que hedor a excrementos, orines, animales muertos y maleza.

Abandono del Parque de la Paz

El Parque de la Paz fue construido en 1996, sobre el sitio donde el 14 de septiembre de 1990 la presidenta Violeta Barrios de Chamorro enterró y quemó mas de 15,000 fusiles de guerra, luego de la desmovilización de la Resistencia Nicaragüense, en un acto simbólico dando así inicio a una nueva era de paz que aun vivimos en Nicaragua.