Quieren cambio

La parroquia Santiago, de Jinotepe, ha sido afectada directamente con el crecimiento del mercado local, cuyas ventas rodean tres de sus cuatro costados. Varios consultados criticaron que las verjas que fueron instaladas para proteger el templo, han sido destruidas.