El “vicio” de servir

Pinguinana está atento a cualquier movimiento en el cuartel del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua, frente al estadio nacional.

La Pasión de Cristo

La palabra de la cruz, la proclamación de la pasión, es lo que resalta en esos días santos. La pasión ya tuvo su escenario natural, las calles de Jerusalén y sus espectadores, los amigos miedosos y los enemigos rabiosos de Jesús.

Ucrania: la pasión europea

Quienes se sienten desmoralizados con la construcción de la Unión Europea deberían ir a Ucrania; verían cómo este proyecto concita una enorme ilusión en muchos millones de ucranianos que ven en la Europa unida la única garantía de supervivencia de la soberanía y la libertad que conquistaron con la gesta del Maidán contra el gobierno corrupto de Yanukóvich y que hoy amenaza la Rusia de Putin, empeñado en la reconstitución del imperio soviético (aunque no se llame así). Verían también la serenidad estoica que muestra una sociedad invadida por una potencia extranjera, que se ha apoderado ya de la quinta parte de su territorio, y cuyas fronteras orientales, donde mueren a diario más voluntarios de los que indican las estadísticas oficiales, siguen transgrediendo centenares de blindados y millares de soldados rusos.

Pasión y danza

Anoche cayó un fuerte aguacero en Managua. La ciudad amaneció enmarañada, con árboles caídos y calles sucias, pero en esta parte de la capital hay un ambiente diferente, hueco. No hay energía eléctrica. El silencio extraño se interrumpe de vez en cuando con el ir y venir de los vehículos.