La cada vez más orwelliana Nicaragua

Daniel Ortega ha logrado desnaturalizar al Estado. Degenerarlo. Cualquier cambio en Nicaragua pasa por restituirle a las instituciones las funciones que les corresponden.