Represión y triple profanación

Primero, profanaron la Catedral que es templo de Dios. Segundo, profanaron el cadáver de una persona por cuya alma se celebraba la misa de cuerpo