Paul Auster dice que le enferma la división racial en Estados Unidos

La novela transcurre desde los años cincuenta a principios de los setenta del siglo XX con temas como las revueltas por los derechos civiles y el racismo como trasfondo, un asunto que ha vuelto a saltar a la actualidad con los sucesos racistas de Charlottesville y que Auster considera «muy preocupante».