El comienzo de la rebelión

Las imágenes y audios de lo ocurrido los días miércoles 18, jueves 19 y viernes 20 de abril, dejan claro cómo se desencadenó la crisis, qué la causó y quiénes la provocaron

El derecho de rebelión

En la Revolución Francesa el derecho de la rebelión fue incluido en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1789, así como en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1793 que dice así: Cuando un gobierno viola los derechos de la gente la insurrección es para el pueblo en general y para cada sector en particular, el más sagrado de sus derechos y el más importante de sus deberes. Así lo establece el artículo 35 de la Declaración de los Derechos del Hombre de 1793.

Aquella rebelión de Pichardo

Hace aproximadamente 25 años sucedió la hasta ahora única rebelión conocida en este Ejército. Pudo comenzarse una nueva guerra.

La rebelión del 4 de abril

La rebelión armada antisomocista del 4 de abril de 1954, uno de los movimientos patrióticos más impactantes en las dolorosas páginas de la historia de Nicaragua, ha quedado inmortalizada en la conciencia nacional.

La rebelión del 4 de abril

El 4 de abril de 1954, hace sesenta años, ocurre una rebelión militar contra la dictadura de los Somoza, que se inscribe en nuestra historia como un experimento fallido, en ese laboratorio de formación de una nación que, sin embargo, por diversas vertientes, va decantando en la conciencia el germen de la compleja lucha contra la opresión.

La enseñanza del 4 de abril

El empecinamiento de los dictadores en mantenerse en el poder para siempre, por medio de la reelección y el fraude electoral, y la lucha de los demócratas por el derecho de cambiar gobiernos a través de elecciones justas y transparentes, son los dos componentes de una historia recurrente en Nicaragua. Y sangrienta, como la fallida y trágica conspiración antisomocista del 4 de abril de 1954, hoy hace 60 años.