Poca lluvia impacta en recarga hídrica

El agua escasea y los acuíferos subterráneos apenas lograron “respirar” con la lluvia que cayó durante el 2016, debido a que necesitan al menos unos tres años para recuperarse