Abolir la reelección

Cuando Daniel Ortega se reeligió por segunda vez, en 2011, la Constitución de Nicaragua prohibía la reelección en períodos consecutivos y ejercer la presidencia más de dos veces