Ortega reprimió con descaro

La imagen del año que concluye puede ser perfectamente la de un encapuchado cargando un mortero o un machete. Ésa fue la tónica que el Gobierno del Frente Sandinista (FSLN) mantuvo este año en contra de los organismos de la sociedad civil y los grupos de oposición, que persistieron en la demanda de derechos y recibieron respuestas con garrotes, piedras, machetes y morteros de las turbas contratadas por el régimen de Daniel Ortega.