Hasta pronto monseñor Báez

Lo que ha quedado demostrado con la decisión del papa Francisco al separar al obispo Báez de Nicaragua es que hoy por hoy es el nicaragüense más apreciado y estimado por el pueblo