La mejor y peor vestida de los Óscar 2018

Emma Stone se salió del convencional vestido largo para acudir a la ceremonia de los Óscar y apostó por un pantalón negro y chaqueta de seda, que la ha convertido en la actriz más guapa y mejor vestida de la entrega de los Óscar