“Batalla entre la tiranía y la libertad”

Desde que en 1988 publicara Los versos satánicos y Un ayatolá de nombre Jomeini puso precio a su cabeza, Salman Rushdie ha vivido con la sombra de la amenaza, un peligro que, según aseguró en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, no ha afectado a su literatura.

Ficción para los adultos

“Ahora mismo eso pasa con el Estado Islámico, pero a lo largo de la historia también ha pasado, en la Inglaterra del siglo XVII se quemaban libros y se cerraban los teatros. Hay una cita de algún escritor que dice que el lema del puritanismo es el miedo a que alguien pueda ser feliz”, subrayó Rusdhie.

Premio a la fantasía

El escritor británico de origen indio Salman Rushdie recibió el premio Hans Christian Andersen de literatura en un acto celebrado en el Koncerthus de Odense (Dinamarca) por su habilidad para combinar realismo y fantasía.

Autor incomparable

El escritor británico de origen indio Salman Rushdie ha sido distinguido con el premio Hans Christian Andersen de literatura “por documentar la importancia de los viajes y los encuentros culturales en nuestro tiempo y enriquecer así la literatura universal”.

El condenado

“Pero este es el mundo que nos ha tocado vivir, y es ridículo y erróneo responder con ese grado de violencia”, ha explicado Salman Rushdie relajado y satisfecho, un “hombre feliz y libre, sin la presión que vivió durante diez años, desde que un 14 de febrero de 1989, el ayatolá Jomeini de Irán declaró contra él una fatua (edicto religioso, en este caso de condena de muerte) por considerar,

Un jaguar llamado Salman Rushdie

Una iglesia. Un día nuboso, frío, ventoso. Afuera, cuatro policías. Adentro un grupo de cinco guardaespaldas en la entrada del local verificando la autenticidad de las invitaciones y documentos de identidad, otro equipo de seguridad vigilando cada esquina del local, además de dos guardaespaldas a los lados del podio. El motivo: Salman Rushdie, el escritor de Los versos satánicos y por quien aún pesa una sentencia de muerte.