El servicio militar de los ochenta y las redadas de la muerte

Durante siete años los jóvenes nicaragüenses no pudieron andar libres por las calles. Las madres sabían que salían de las casas pero no si iban a regresar. A donde fueran, a la hora que fuera, se los podía llevar Prevención al servicio militar. Fue en los años ochenta, con los sandinistas

El Ejército de Nicaragua

Daniel Ortega colocó a los mandos del ejército al lado de los mandos de la policía, que ha dejado de ser nacional, reprimiendo al pueblo y amparando a los paramilitares

Los gobiernos estúpidos

Los que se consideran sandinistas alcanzan el 25 por ciento del censo, pero los danielistas son un puñado que tiende a reducirse en la medida en que se intensifica la crisis