Sergio Ramírez, oficial de las Artes y Letras

«La literatura de Sergio Ramírez es cultura popular (…) cuenta la historia de Nicaragua como la historia y los historiadores no han sabido ni podrán contar jamás», dijo el embajador francés Antoine Joly en el acto cultural dedicado al escritor nicaragüense.

Distinciones merecidas

El domingo 5 de agosto de 2012 a mediodía se celebraba el cumpleaños 70 de Sergio Ramírez en la casa donde creció, esquina en diagonal con la iglesia de Masatepe, entre periodistas, editores, fotógrafos, cantantes, libreros y escritores, al compás de un trío de voces retumbantes. Mientras tanto a la 1:15 de la tarde, hora de ciudad de México, hundiendo en el luto a toda la nación mexicana, moría la cantante Chavela Vargas, personaje del haber literario de Ramírez, ubicado entre los más logrados y elaborado con perfecta maestría, tratándose del uso de una modelo real. Ese día se celebraba también en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, el 50 aniversario de la muerte de Marilyn Monroe, emblemático personaje de la poesía del invitado de honor de la fiesta, Ernesto Cardenal, una de las protagonistas más amadas por sus lectores y la más desamparada de su creación poética.

Gobierno de Francia condecora a Sergio Ramírez

Francia condecorará al escritor y novelista nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, con la orden de las Artes y de las Letras en el grado de Oficial, «por lucirse en sus creaciones en el ámbito literario, y por las contribuciones que éstas han aportado al esplendor de las artes y las letras en Nicaragua, en América Latina y en el mundo».

Sergio Ramírez celebra el Nobel de Literatura a Munro

El escritor y novelista nicaragüense Sergio Ramírez Mercado celebró este jueves que la escritora canadiense Alice Munro haya sido galardonada con el Premio Nobel de Literatura 2013 y subrayó que «el cuento está de fiesta».

Centroamérica que aún no existe

Este mes de septiembre celebramos otro aniversario de la Independencia de Centroamérica, declarada en 1821 sin heroísmos ni épica alguna, fruto de la decisión de los próceres criollos que deliberaban encerrados tras las paredes del Palacio Nacional en Guatemala, temerosos de que si no se apresuraban, el asunto se les iría de las manos. Ellos mismos lo dicen en el acta con todo candor: lo hacían, “para prevenir las consecuencias, que serían temibles en el caso de que la proclamase de hecho el mismo pueblo”. Y lo primero que decidieron luego fue dejar con todos los poderes políticos y militares a don Gabino Gaínza, el mismo jefe político del gobierno colonial.

Lo que dicen las estatuas

Al recorrer a pie el viejo San José donde viví por tantos años, voy encontrándome en los parques y plazas con las estatuas de los próceres modernos de Costa Rica, que adornan el paisaje urbano, y cívico, de la ciudad. Algunas me eran conocidas, como la del doctor Rafael Ángel Calderón Guardia, que sigue frente al edificio de la Caja Costarricense del Seguro Social, fundada por él gracias a una rara conjunción de planetas, pues para darle al país una nueva legislación laboral, a comienzos de los años cuarenta del siglo pasado, contó con el respaldo del arzobispo, monseñor Víctor Manuel Sanabria, y del jefe del Partido Comunista, Manuel Mora. Otras me resultan novedosas, aunque ya tuvieran tiempo de estar allí, como la del presidente Daniel Oduber, inaugurada en 1998, que se alza en la frontera entre el parque España y el parque Morazán.

En busca de lectores

El escritor Sergio Ramírez Mercado señaló que en Nicaragua, por parte del Gobierno, la “cultura está muerta a nivel oficial”, aunque también observó ese asunto de manera “positiva” porque “deja a la libre la iniciativa cultural, por pequeña que sea”.

Prepara nueva novela

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez confesó que le gusta mucho el género de la novela policíaca porque permite jugar con la imaginación, y anunció que prepara una segunda entrega del inspector ficticio Dolores Morales de El cielo llora por mí (Alfaguara, 2008).