Desarrollo psicosexual

La exploración genital, con el propósito único de conseguir placer, podría empezar a la edad de 2 años, aunque se ha observado autoestimulación incluso en los fetos dentro del útero. Es una parte importante del desarrollo psicosexual. El 72 por ciento de los padres reportan comportamiento autoestimulante en sus hijos o hijas. En estos casos, intente lo siguiente:

¿Me masturbo demasiado?

La masturbación es una de las actividades sexuales más recomendables que existen: no le hace daño a nadie, no existe riesgo de contagiarse de ninguna enfermedad, no embaraza a nadie, es gratis, solo te necesitás a vos mismo, ayuda a liberar tensión sexual, a relajarse y a dormir. Brinda mucho placer y es prácticamente una actividad libre de riesgos o consecuencias desagradables.

Vejiga hiperactiva y sexualidad

La sensación de orinar se origina en la vejiga. A medida que se llena, envía la señal al cerebro de que es hora de vaciarla. Por lo general, una persona orina cada 2 o 3 horas durante el día, o con más frecuencia, dependiendo de cuántos líquidos consume. Sin embargo, algunas personas sufren de “vejiga hiperactiva” cuando presentan cambios en las funciones de la vejiga, tales como la necesidad de orinar más seguido o la urgencia de hacerlo apenas se sienten ganas.

Reclaman ley de sexualidad

Nicaragua necesita aprobar la Ley de Salud Sexual Reproductiva, si quiere cumplir con uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, afirmó la diputada María Alejandra Alemán, de la Comisión de la Mujer.

Gadea respalda la educación integral en sexualidad

Fabio Gadea fue uno de los 100 nicaragüenses “tomadores de decisiones” que ayer recibieron una rosa, como parte de la campaña Cien Rosas para Cien Corazones, que busca apoyo para poner en vigencia la Declaración Ministerial Prevenir con Educación, cuya meta es evitar embarazos no deseados y evitar la propagación del VIH-Sida.

¡Oh sí, oooh sí!

El fenómeno de la eyaculación femenina se conoce desde siempre. Se menciona en manuales de sexualidad tan antiguos como el Kama Sutra, en la cultura griega ni el propio Aristóteles negaba su existencia y en las distintas sociedades que habitan las islas de Oceanía las mujeres mayores les enseñan a las jóvenes a eyacular al llegar a la pubertad.