Hombre de Dios

Adquirido el libro, el autor se presentó como Simeón Úbeda Úbeda (quien resultó ser mi pariente doble, yo soy Úbeda) me pidió que leyera y comentara la obra. Año y medio después lo estoy haciendo.