El sistema educativo es un fraude

Nuestros niños hoy aprenden mucho más por YouTube y en la universidad se la pasan estudiando cinco años donde los pensum académicos poseen una docena de materias, pero ninguna enseña a ser feliz, a ser un líder, a cómo manejar una entrevista de trabajo y ni siquiera algo tan básico como hablar en público

Una vida con valores

Una de las principales causas de atraso tiene que ver con el reducido énfasis que el sistema educativo/social hace en inculcar valores de puntualidad, honestidad, responsabilidad y respeto. Somos responsables de inculcar esos valores en nuestro núcleo familiar/entorno social.

Cartas al Director

“Las cosas pasadas han caído en el olvido, en el olvido caerán las cosas futuras entre los que vengan después: todo es vana ilusión”. Eclesiastés 1-14. Lo único que permanece es el amor, y nadie ama más que el que da su vida por los demás.

“Educación, educación, educación”

Muchos artículos de opinión se han escrito en LA PRENSA sobre la educación en Nicaragua, pero son muy pocos los que realmente “tocan la llaga” del problema. Aparentemente, existe una concepción general de que la razón de que tengamos una educación retrógrada —sobre todo a nivel de preescolar y primaria— radica en que el gobierno no dispone de la capacidad financiera para cubrir los gastos o de asignar más presupuesto a este sector. No obstante, esta solo es una de las tantas variables que influyen en el progreso social-educativo del país.

Vuelta de calcetín

Si a alguien le quedaba duda de que el sistema educativo de Nicaragua necesita un cambio total solo debe ver las cifras que en los últimos días ha publicado LA PRENSA sobre la cantidad de estudiantes de primaria que dejan la escuela, los millones que se pierden por este fenómeno y la ilógica distribución del presupuesto que se hace entre educación primaria y media, técnica y superior. Las cifras son espeluznantes.