La imbecilidad terrorista

El sábado 19 de julio, de noche, la ciudadanía recibió noticias terribles. Cinco seres humanos fueron acribillados a balazos, y 19 más resultaron heridos, por armas de guerra, en completa indefensión, sin causa alguna. No fueron víctimas de un asalto, a manos de ladrones sin compasión por la vida. Fueron asesinados por simple imbecilidad de los verdugos, lo que siempre aturde a la conciencia humana.

50 años de un polémico colegio

Aluumnooos… ¡firmes! Manooos… ¡saludo!” Era lunes por la mañana. En señal de respeto los varones llevaban la mano a su sien derecha y las mujeres su mano al pecho. Vestimenta impecable y postura rígida al orar, para luego entonar el Himno Nacional. El sueño de Anastasio Somoza García estaba siendo cumplido por su hijo Luis Somoza, un primero de febrero de 1960. El centro concebido para formar a los hijos de los militares de la Guardia Nacional estaba en funciones.