Estado smarphone

Una gran mayoría de los que tenemos teléfonos inteligentes nunca les dejamos descansar, lo colocamos encendidos sobre nuestra mesita de noche para que hagan de despertador, y en una especie de retorcida venganza, ellos tampoco nos dejan dormir a nosotros.