Le cambió la vida

“Hice este personaje que se llamaba Candela Hernández, que tenía una sabrosura que ¡vaya!, a Celia le costó un poquito tener en sus inicios, entonces ese acentito lo fui ajustando hasta llevarlo al de Celia, que es completamente diferente”, agregó.

En la piel de Celia

¡Azúuuucar! Para ponerse en los zapatos de la gran salsera Celia Cruz se necesita humildad, buen humor y mucha dedicación, no solo saber mover las caderas.