La última «Horca» de Jason Blum

Uno de los principales representantes del cine de terror, irrumpe con la producción de la cinta «La Horca», cuyo estilo está filmado con el clásico procedimiento casero y espontáneo que lo caracteriza.

Terror en Londres

Tres de la mañana. Es 31 de agosto de 1888. Distrito de Whitechapel, Londres. La calle está oscura y una mujer camina sola. Una figura varonil y misteriosa se acerca a ella. La ataca y huye.

La noche del demonio: Capítulo 3

El nuevo capítulo de la saga tiene lugar antes de los acontecimientos ocurridos a la familia Lambert. La médium Elise Rainier (Lin Shaye) acepta a regañadientes utilizar su habilidad para contactar con los muertos.

Más negro que la noche

Un grupo de cuatro mujeres decide pasar la noche en una casa encantada. Poco conocen de su destino y de aquello que les aguarda, una serie de catastróficas desdichas que pondrán sus nervios a flor de piel. Espíritus y maldiciones rodearán a nuestras protagonistas en las que sólo podrán superarlas manteniéndose unidas.

Terror en la montaña

Terror en la montañaEl Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) concluyó en su investigación sobre la masacre de Pantasma, que esta fue el resultado de una operación militar en la que participaron el Ejército y la Policía.

Una historia de terror y tortura

Testimonios de parientes y trabajadores del dueño de la finca Tobobal, en Bilwas, Mulukukú, indican que el operativo realizado el 4 de noviembre en ese lugar fue llevado a cabo por soldados disfrazados de “grupos irregulares”.

¡Tengo pesadillas!

“Todos soñamos todas las noches, aunque algunas personas no lo recuerden”, afirma Diego García-Borreguero, doctor en Neurología y Psiquiatría y director del Instituto de Investigaciones del Sueño.

Pandemias: El terror de la humanidad

VIH/Sida: causa entre 1.6 y 1.9 millones de muertos cada año. En las últimas tres décadas, el virus ha causado más de 25 millones de muertes. Hay alrededor de 34 millones de pacientes infectados que luchan contra el VIH y la mayoría de ellos viven en el África subsahariana (en torno al 69%). Por desgracia, solo la mitad de los pacientes puede llegar a la terapia antirretroviral.