Comercio paga “platos rotos” por crisis política

Pequeños y medianos comerciantes, ubicados en los alrededores de las avenidas donde las turbas sandinistas impusieron la violencia esta semana, pidieron al Gobierno buscar una salida a la crisis institucional porque les está afectando al punto de que las ventas han caído más de 40 por ciento en los últimos tres días.

Terrorismo orteguista “pesará” para waiver

La aprobación de la dispensa ( waiver ) estadounidense de transparencia para Nicaragua pasará por la consideración de las “acciones de terrorismo de Estado del orteguismo”, que otra vez ocurren desde el martes en las calles de Managua, aseguró ayer a LA PRENSA el coordinador político del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín.

“Sería desastroso un diálogo para la repartición de prebendas”

Los nombramientos de nuevos funcionarios públicos que asumirán los cargos vacantes en varias instituciones de los diferentes Poderes del Estado son en este momento la “prueba fundamental” para el avance o el colapso democrático del país. Pero el filósofo y jurista Alejandro Serrano Caldera también advierte que el país urge de una “concertación real” para superar la nueva crisis que atraviesa y los vicios históricos que le persiguen.

Ningún arrestado luego de tres días de vandalismo

El Comisionado de la Policía Nacional, Horacio Rocha, admitió ayer que no hay ningún arrestado por los actos vandálicos que sucedieron en Managua los días martes y miércoles, los cuales dejaron daños parciales en el hotel Holiday Inn, dos vehículos quemados, otros dos semidestruidos y veinte diputados secuestrados.

Cooperantes decepcionados ante violencia

Los actos violentos de los últimos días protagonizados por turbas orteguistas ya tendrían repercusiones, pues la información que maneja el sector privado es que los gobiernos que brindan cooperación al país estarían evaluando si aún existen garantías de respeto a la institucionalidad para mantenerse en Nicaragua.

Si jefa de Policía es incapaz, que renuncie

La primera comisionada Aminta Granera Sacasa, jefa de la Policía Nacional, ha sido incapaz de cumplir con su deber de garantizar el orden público y controlar el desborde de violencia desatada en los últimos días por las turbas de partidarios de Daniel Ortega. La Policía Nacional comandada por Granera, ni siquiera ha tenido capacidad para garantizar el ingreso de los diputados de la oposición a la sede de la Asamblea Nacional, ni para protegerlos de las agresiones de las desenfrenadas turbas oficialistas.

Sesión legislativa del martes es válida

Expertos en Derecho Constitucional aseguran que la sesión de la Asamblea Nacional realizada este martes en un hotel capitalino, donde los legisladores opositores enviaron a comisión una ley para derogar el decreto 03-2010, cumplió con el quórum de ley y no puede ser anulada con el pretexto de que fue realizada fuera del edificio parlamentario.

Imagen del país más deteriorada

Vandalismo, caos, daño a la empresa privada y violencia es el resumen de los reportes de varios diarios importantes del mundo, que informaron sobre las protestas de turbas del gobernante Frente Sandinista (FSLN) contra la oposición en Nicaragua.

Vandalismo del FSLN afecta a 200 empleados

“Esto, lo que pasó, nunca ha pasado en el mundo, nunca han atacado a un hotel en el mundo. Creo que ya estamos en Guinness Record”, declaró ayer sorprendido el gerente general del Hotel Holiday Inn, José Enrique Solórzano, al revisar los destrozos que dejaron las turbas del gobernante Frente Sandinista (FSLN) que el martes atacaron con piedras y morteros las instalaciones de ese hotel capitalino.

En Letra Pequeña

Día de cuchillos largos. El orteguismo salió a las calles furioso, sin que se sepa exactamente el motivo. Apedrearon y morterearon un hotel, golpearon diputados, quemaron varios carros, se le robaron las llantas y se orinaron en otro, sitiaron la Asamblea Nacional y las oficinas de partidos opositores… Nadie los atacaba. ¿Cuál es el leit motiv, el hilo conductor, de esta puesta en escena? ¿Por qué Ortega ordenó el vandalismo? Por su reelección. Únicamente. Daniel Ortega quiere imponer su reelección a sangre y fuego. Y Nicaragua tendrá que pagar un alto costo para impedirla, porque con ella se juega la vida.