¿Unidad para qué?

En mi concepto, lo primero es mantener la cohesión en torno a la Unidad Azul y Blanco y de la Alianza Cívica

Las grandes batallas se ganan con la unidad

Es urgente, en efecto, volver a pensar en la solidaridad (la verdadera, sin cinismo) como regla de oro de nuestra actuación hasta lograr que nuestras relaciones personales, las de todos los días, mejoren en calidad, destruyendo los muros que nos separen

Unidad y consenso

Unidad y consenso implican diferencias. Cuando algunos hablan de unidad, excluyendo a los que no piensan como ellos, estamos ante una unidad a medias

El tesoro ausente de la unidad

Ninguno de los zancudos tiene credibilidad ante la opinión pública. Nadie cree en ellos salvo en la posibilidad de ser los artífices de la reincidencia pactista

Dos grandes retos de la unidad

Un acuerdo satisfactorio con el Gobierno, sobre el proceso electoral, abriría entonces la segunda etapa; la electoral. En ella el reto sería conseguir suficiente unidad opositora

¿Cuál unidad?

Los grupos y partidos pequeños que han demostrado ser la auténtica oposición al orteguismo podrían lograr acuerdos y compromisos