La dictadura policíaca

Insólitamente, la Policía Orteguista se ha arrogado la facultad de legislar, de reformar su ley orgánica e inclusive la misma Constitución, algo que no hizo ni siquiera la policía nazi de Alemania