Macondo reclama la vuelta a casa de Gabo

Cuando uno llega a Aracataca se topa de frente con la realidad más cruda de Colombia, que no es la turística imagen del casco histórico de Cartagena de Indias o la exhuberante belleza del Parque Nacional Tayrona.