¡Hay que crucificar al Nuncio!

El nuncio Sommertag ha tratado de hacer lo mejor que ha podido para ayudarnos y quizá se haya equivocado. Solo quien hace, se equivoca, como lo hizo el papa Pío XII frente a Hitler