La prematura condena a la OEA

Pareciera que aquellos que no se atreven a lanzarse a la política y solo criticar a los que lo hacen, preferirían que incluso no haya ninguna observación, o mejor aún, que no haya elecciones, todo ello para profundizar más la crisis