2011: año electoral para Nicaragua

Todos los procesos electorales deben ser procesos de educación. El 2011 es un año electoral en Nicaragua, eso significa que todas las personas que vivimos en este país debemos de avocarnos a trabajar conjuntamente para convertir el proceso político en un proceso educativo. Aprovechemos la oportunidad para educarnos colectivamente.

Ser participativo, ser democrático, ser incluyente, ser respetuoso de las reglas del juego, es decir, de la ley y la Constitución Política, escuchar a los demás y no creernos los portadores únicos de la verdad, es un asunto de educación y de cultura política y social. Los desaciertos y atropellos institucionales de la administración Ortega-Morales (2007/2012) no son el producto de una voluntad individual, o de un pequeño grupo político militar o ideológico, es producto de una cultura social y política de los nicaragüenses.

Ciertamente, los nicaragüenses no poseemos educación ni cultura democrática, tampoco participativa. Somos centralistas, verticales, egocéntricos, individualistas, arrogantes y, más aun, creemos ser cada uno una maravilla en el mundo. Ese perfil nos ha llevado a ser poco o nada capaces de compartir, sumar o aliarnos con otras personas para transformar la realidad. Si observamos las expresiones orales de los nicaragüenses, todos queremos una Nicaragua mejor, próspera, exitosa, estable, amigable, solidaria, sostenible, pero ninguno tenemos la humildad de aceptar que no tenemos la verdad única en nuestras manos. No somos capaces de aceptar que no necesariamente deben obedecer nuestras instrucciones las otras personas que nos acompañan o trabajan con nosotros.

Revisemos nuestro actuar interno en nuestra rueda familiar, parental, grupal, laboral, partidaria, religiosa, entre otros espacios de acción y convivencia de la sociedad nicaragüense. Y preguntémonos en voz baja y quizás mejor, en el silencio personal, ¿qué tan democrático soy en mis actitudes personales? ¿Me gusta o me molesta que otros de mi entorno cercano tengan mejores ideas o figuren un poco más que yo? ¿Con cuánta molestia acepto que las decisiones finales no sean las que yo dije?

Un ejemplo muy aleccionador sobre esta expresión cultural nica es la ausente práctica de la unidad en la vida integral de los nicaragüenses. No tenemos voluntad a unirnos, no sabemos cómo unirnos, ignoramos cómo juntar voluntades, fortalezas, el apoyarnos en la inteligencia y capacidad técnica o emocional de los demás, de los más cercanos, o de los más lejanos. En muchas de las acciones de grupos sociales, laborales o políticos, se detecta rápidamente que las diferencias son pequeñas, casi imperceptibles, diríamos, diferencias tontas. ¿Por qué no unimos esfuerzos entonces? Lo que sucede es que frecuentemente por una palabra, por un gesto, por un apellido, por la forma de caminar, por la masa corporal, por el sexo, por las preferencias y/o diversidades, asumimos tontamente que no podemos juntarnos con nuestro próximo o colega. De entrada le rechazamos y lo tildamos hasta encasillarlo en un NO.

Bien, pero este año 2011 presenta una oportunidad nuevamente para los nicaragüenses, viviremos política y socialmente un proceso electoral. Tiempo que debe convertirse en una escuela popular para aprender a ser participativos, incluyente, respetuosos, coherentes, transparentes. Tiempo para no hacernos de ninguna manera los gatos bravos con las acciones o espacios de participación social y voluntad de los demás, dejemos que la población se exprese, decida, opine, señale. Dejemos que sea la voluntad colectiva la que prevalezca, no inventemos maliciosamente palabras o términos legalistas para enmascarar los resultados de una acción social transparente, misma que puede ser o no simpática para quienes hoy día ostentan una cuota de poder político. Vivamos intensamente en este 2011 una escuela popular para la educación y la participación. Recordemos que la historia recogerá nuestro ser de acuerdo a nuestro actuar, 2011 año electoral para Nicaragua. oteronic@ibw.com.ni. cipanica@ibw.com.ni

Share Button
ETIQUETAS: , ,
Connect with:
Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

----------------------------------



Deja un comentario

Connect with:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 caracteres disponibles

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

NOTICIAS POR CORREO
PALABRAS CLAVE