Cómo era y qué hizo Rubén Darío en su formación de escritor

Fueron la curiosidad, la persistencia y la sencillez, puertas de entrada de su aprendizaje. Rasgos personales que le permitieron asimilar y transformar a partir de la lectura, la observación y la conversación.

21/06/2016
Rubén Darío, Nicaragua,Escritor

Poeta Ruben Dario.LA PRENSA/Archivo

¿Cuál fue la ruta de aprendizaje de Rubén Darío? A ese camino emprendido, con frecuencia obviado, nos referiremos como “Pedagogía rubendariana”.

Incluimos diez componentes, métodos o valores, en la ruta consciente asumida por el autor de Azul… Ello implicó dedicación y constancia. Fue lo que le permitió romper y confrontar los paradigmas precedentes en la literatura panhispánica.

Imponer nuevos hitos, innovar con ímpetu y crear con estilo, siendo reconocido por su genialidad literaria, como fundador de un movimiento que marcó su época y las posteriores, permaneciendo después de un siglo con su inagotable creación letrada que provoca multitud de impresiones e interpretaciones.

MEMORIA PRIVILEGIADA

Se afirma que tuvo memoria privilegiada. Su coeficiente intelectual seguro habría sido mayor de 140, inteligencia brillante o superior, no sabemos lo que cuantificaría esa restringida valoración, o tal vez la rigidez del método, como ha ocurrido, colapsara y arrojara resultados absurdos.

Sin embargo, no radican allí los méritos de la grandeza de Darío, esas dos características, al igual que sus rasgos físicos, son parte de la herencia genética recibida.

¿Cuántos niños con destacada memoria y buen coeficiente intelectual se pierden en las aulas o fuera de ellas, en las calles, en la vagancia o el olvido?

¿Cuántos desperdician las cualidades heredadas o las utilizan en cuestiones inútiles? Entonces ¿dónde radica lo meritorio de la pedagogía asumida, quizás espontánea, en el contexto sociocultural y político de León a fines del siglo XIX? Darío supo cultivar y utilizar esa herencia genética y social que percibió de su origen, de su tiempo y circunstancias.

AUTODIDACTA

Lo primero que hay que indicar: fue autodidacta. Organizaba su aprendizaje según sus inquietudes. Estaba sediento. Si bien asistió a la escuela, fue un alumno irregular –aunque aprovechó con creces sus años escolares, sus primeros maestros dejaron fecunda huella en el sediento discípulo-, no se bachilleró ni cursó la universidad, el sistema educativo de la época (igual que ahora), limitado y encasillado.

No pudo contener ni domar al genio de particular lucidez y rebeldía, menos mal, si lo hubiera hecho, posiblemente hubiera coartado su capacidad para crear e innovar. Algo tuvo León que, a pesar de lo improbable e inesperado, generó a Darío.

Su inicial espacio de aprendizaje fue la tertulia leonesa, el círculo de discusión política y cultural de los amigos del padre adoptivo Félix Ramírez, después, las tertulias de Managua y San Salvador, con Gavidia, y las que siguieron en Valparaíso, Santiago de Chile, Guatemala, San José, Buenos Aires, Madrid, Barcelona y París. ¡Seamos autodidactas como Darío!

LECTOR INCANSABLE

Fue lector incansable, devoraba bibliotecas. Los primeros libros los encontró en la biblioteca de sus padres de crianza, allí descubrió, entre otros, a Don Quijote, la Biblia y Las mil y una noches… Hubo otras bibliotecas particulares en León, la Biblioteca Nacional de reciente creación en la que laboró en Managua.

Siempre viajaba con libros en las travesías en barco o tren. Leía de todos sin prejuicio, en la diversidad de autores y temas: clásicos y contemporáneos, nacionales, centroamericanos e hispanoamericanos y europeos, del español y otras lenguas, particularmente del inglés y francés.

Descubrió autores raros y desconocidos en nuestras latitudes. Encontró, antes que muchos, a Whitman, Poe, Víctor Hugo, Verlain, Adam, Moréas, Ibsen…

Leer fue conocer y conocerse, descubrir la estética y armonía del lenguaje, el sentido de las palabras y las imágenes que estimulan la imaginación, fundamentan la razón y expanden las emociones.

¡Seamos lectores como Darío! Podríamos asumir la lectura como actitud para el aprendizaje, aprovechar el tiempo abriendo, desde cualquier espacio y momento, una ventana al mundo exterior e interior.

UN NIÑO CURIOSO

Era un niño y joven inquieto que se hizo hombre sin dejar de ser curioso, nunca perdió esa virtud, los viejos suelen perderla, la edad, la escuela y la rigidez social, apagan la curiosidad sana y creativa de la infancia.

Era observador constante, no ajeno al entorno, nada de su alrededor le era desapercibido; atento a lo que ocurría, se sorprendía de los detalles, apreciaba lo complejo y lo simple, lo cotidiano y extraordinario.

Por curioso y observador, necesitó viajar –también fue un escape—, descubrir lugares y personas; las crónicas evidencian al observador acucioso, informado y capaz de descubrir, expresando con estilo, más allá de lo obvio. ¡Curiosos y observadores como Darío!

ESCUCHABA

Sabía escuchar. Era capaz de dirigir una conversación sin decir una palabra. No era su defecto hablar sin parar, sabía guardar silencio y oír atento lo que otros decían, asentir o disentir, sin asaltar la palabra.

Apreciar el conflicto de ideas que coinciden y disienten, que provocan la imaginación, despiertan la razón, la lógica, los absurdos, puntos de vista diversos que enriquecen y descubren lo que no vemos.

Escuchando aprendía, como supo hacerlo desde temprano en las tertulias de su niñez que marcaron un método de aprendizaje, consciente e instintivo. ¡Escuchemos como Darío!

FUE PERSISTENTE

Era persistente en lo que identificaba como su propósito. Dijo: “Soy un instrumento del Supremo Destino”, y no cesó hasta el fin de transformar, innovar la prosa y la poesía, lo identificó y asumió como obligación, a veces una carga llevada con entereza, en medio de sus limitaciones humanas, lidiando con las fragilidades personales intrínsecas.

Fue un hombre imperfecto que pudo impulsar con perfección su propósito, ¿qué puede ser más meritorio? Era, en su complejidad intelectual y humana, sencillo.

Le gustaba la elegancia, la conversación inteligente, los grandes salones, la buena comida, el buen vino… pero supo relacionarse con todos, sin ver por encima del hombro.

Francisca Sánchez, la campesina española a quien enseñó a leer, desde su simplicidad, logró entenderlo, el poeta escribió: “Lazarillo de Dios en mi sendero”. Como los niños, siendo adulto, era ingenuo; asumía la sencillez bien intencionada que a la vez lo hacía vulnerable.

Fueron la curiosidad, la persistencia y la sencillez, puertas de entrada de su aprendizaje. Rasgos personales que le permitieron asimilar y transformar a partir de la lectura, la observación y la conversación.

Ello le facilitó aprovechar su memoria prodigiosa y su inteligencia natural, sin desperdicio, las hizo fructificar, he allí el rumbo por aprender e imitarlo.

AGRADECIDO

Tuvo cualidades personales inseparables a su sensibilidad artística. Enuncio:

1) no respondía la ofensa con ofensa, hay numerosos ejemplos,

2) respetuoso con todos, y

3) siempre agradecido, conservó la actitud de reconocer el apoyo recibido sin olvidarlo ni dejar de expresar, de la manera posible, en sus textos y versos, y de manera directa, escueto y franco, en sus conversaciones, gratitud por el favor recibido.

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

  • Jose Luis Sandoval

    Hasta la Wikipedia se equivoca.

  • Jose Luis Sandoval

    No es coeficiente intelctual, es cociente intelectual.

  • Juan

    WEtamos harto de esta adulacion de Dario, creo que el bardo se revuelca en su tuimba.

  • Mauricio Davila Wills

    Ruben Dario es para la Literatura Española el “antes” y el “despues”. “Este escritor o poeta vivio antes o despues de Ruben Dario”, suelen decir los eruditos y expertos de la literatura. Al final, se sabe que, antes no hubo nadie como Ruben Dario, despues no habra nadie como Ruben Dario. No hay manera de medir la perfeccion de su obra, es !Inconmensurable!!!!!!!!!!!!…………..

  • Francisco Bautista

    Coeficiente y Cociente intelectual, ambos terminos son correctos.

  • Jose Luis Sandoval

    Sí averiguas un poco más a fondo te daras cuenta de que no es lo mismo.
    Saludos.


Recientes
29/05/2017 10:50 AM

CD Ocotal logra importante ventaja en la Final de Segunda División

Deportes
CD Ocotal logra importante ventaja en la Final de Segunda División

Los ocotaleanos siguen volando alto al llegar a 16 partidos sin perder y decidieron el desafío en el primer tiempo. El partido de vuelta será en Ocotal el domingo...

29/05/2017 10:04 AM

Trump pidió dinero para construir solo 120 kilómetros del muro con México

Internacionales
Trump pidió dinero para construir solo 120 kilómetros del muro con México

Después de convertir el muro en su grito de guerra, el presidente Donald Trump ha pedido al Congreso el dinero justo para cercar solo 120 kilómetros de los 3,180 de la frontera...

29/05/2017 10:03 AM

Jaime Moreno y Lorca FC ascienden a la Segunda División de España

Deportes
Jaime Moreno y Lorca FC ascienden a la Segunda División de España

El delantero nicaragüense no fue alineado como titular, tampoco ingresó al partido como suplente, pero celebró de igual manera el logro del Lorca FC...

29/05/2017 08:00 AM

Ingresos de acusados por “Operación Fierro” no cuadraban

Departamentales
Ingresos de acusados por “Operación Fierro” no cuadraban

Un informe policial muestra que los acusados por lavado de dinero y crimen organizado en la denominada Operación Fierro, registraban movimientos financieros excesivos respecto de los bienes e ingresos..

29/05/2017 08:00 AM

Producción de azúcar levanta cabeza en Nicaragua

Economía
Producción de azúcar levanta cabeza en Nicaragua

Tras dos años de mermas en la producción de azúcar —principalmente afectados por la sequía— ese sector logrará un incremento de 14.74 por ciento en la zafra 2016-2017, detallan las estadístic..

29/05/2017 12:02 AM

Cien años de soledad sigue sorprendiendo a escritores latinoamericanos

Cultura
Cien años de soledad sigue sorprendiendo a escritores latinoamericanos

Escritores recuerdan Cien años de soledad como una novela del “realismo mágico” que los sorprendió y atrajo por sus personajes míticos y mundos perdidos ..