El autoritarismo de Arnoldo Alemán

Álvaro Cruz Rojas Durante los más de tres años de gobierno del Presidente Arnoldo Alemán he escuchado severas críticas a su gestión, a su falta de transparencia, a su exagerado autoritarismo y a su falta de seriedad para enfrentar los problemas nacionales. Me negué a creer muchas de esas críticas e incluso, creí seriamente que […]

Álvaro Cruz Rojas

Durante los más de tres años de gobierno del Presidente Arnoldo Alemán he escuchado severas críticas a su gestión, a su falta de transparencia, a su exagerado autoritarismo y a su falta de seriedad para enfrentar los problemas nacionales.

Me negué a creer muchas de esas críticas e incluso, creí seriamente que se trataba de exageraciones de sus enemigos políticos o de gente resentida con su gobierno. Me negué a creer porque pensé que Nicaragua y el Presidente, merecían otra oportunidad, pero Arnoldo Alemán la desperdició.

Pero ahora sí estoy convencido de lo que Arnoldo Alemán significa para Nicaragua. Es cruel decirlo, pero nos equivocamos otra vez. Arnoldo Alemán es un dictador no tan diferente a Anastasio Somoza o a Daniel Ortega. En eso, los tres parecen hechos del mismo molde.

Lo que se le ha hecho al Dr. José Antonio Alvarado nos demuestra la clase de gobernante que tenemos: un hombre extremadamente ambicioso que es capaz de eliminar a sus enemigos políticos de la manera más baja posible. Ya antes lo había hecho con Pedro Solórzano y seguramente intentará hacerlo con gente honesta como Ernesto Leal.

Es triste decirlo, insisto, nos hemos equivocado de nuevo. Estamos en las manos de un dictador que hace con los bienes públicos lo que quiere, que arriesga la cooperación internacional, que no cree en la democracia ni la alternabilidad del poder y que es tan falto de inteligencia, que con cada estupidez que comete, no se da cuenta que cava su propia tumba política.

Los nicaragüenses nos debemos unir para preservar esta democracia que tanto nos cuesta. Esta democracia que ayer, Anastasio Somoza nos negó. Que Daniel Ortega y sus secuaces también impidieron y que Arnoldo Alemán amenaza de la peor manera.

El autor es periodista nicaragüense, director del diario Más de San Salvador, El Salvador.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: