Buscan más narcosinfiltrados en Policía

Las bandas que apoyan a los narcos en el Triángulo Minero, tienen conexiones dentro del país y hay estructuras dentro de la Policía o del Ejército, dijo el Ministro de Gobernación JUAN RODRIGUEZ r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»> Buscan más narcosinfiltrados en Policía Las bandas que apoyan a los narcos en […]

  • Las bandas que apoyan a los narcos en el Triángulo Minero, tienen conexiones dentro del país y hay estructuras dentro
    de la Policía o del Ejército, dijo el Ministro de Gobernación

JUAN RODRIGUEZ

r=»#000000″ size=»4″ face=»Georgia, Verdana, Times New Roman, Times, serif»>


Buscan más narcosinfiltrados en Policía





Las bandas que apoyan a los narcos en el Triángulo Minero, tienen conexiones dentro del país y hay estructuras dentro
de la Policía o del Ejército, dijo el Ministro de Gobernación

JUAN RODRIGUEZ


El Ministro de Gobernación, René Herrera, dijo que puede haber “una estructura incipiente” de narcotraficantes dentro de las estructuras de la Policía, el Ejército, políticos, comerciantes y otros sectores.

Esa estructura estaría apoyando al narcotráfico internacional a través de una ruta directa para el trasiego de droga de Nicaragua hacia otros países.

“Nos encontramos de pronto que hay una red bastante amplia, bastante metida dentro de otras áreas, inclusive no relacionadas con el propio narcotráfico”, declaró Herrera.

La Policía descubrió hace una semana que la capitana Esther Ruiz trabajaba para una red del Cartel de Cali.

Ruiz laboraba en la Dirección de Seguridad Pública Nacional y se vinculaba con otras áreas operativas de la institución policial.

“Reconocemos que la Policía tuvo la valentía al decir aquí están estas personas involucradas, vamos a seguir investigando, hay otras personas cuyos nombres no se dieron todavía a conocer por razones de seguridad, que revelan la existencia en distintos puntos del Pacífico de células que movilizan toda la logística para apoyar las zonas de abastecimiento en el Atlántico”, reveló el ministro.

Herrera explicó que los problemas políticos, sociales y económicos son el caldo que favorece a los narcotraficantes.

El narcotráfico necesita protección y una cobertura segura para sus actos ilícitos y nada mejor que las bandas delincuenciales, dijo el ministro en alusión a los grupos armados que se mueven en zonas rurales alejadas, como los municipios mineros de Siuna, Rosita y Bonanza.

“Agarrar a una red bastante amplia en Granada y Masaya, quiere decir que no es sólo cuestión del triángulo minero, sino que el triángulo minero tiene sus conexiones dentro del país y donde hay estructuras también dentro de la Policía o del Ejército o de los políticos, de los comerciantes y quién sabe cuánta gente”, dijo Herrera.

Comentó que la situación de las bandas en Las Minas “es más compleja”, porque los delincuentes “pueden dar la cobertura física para las rutas directas” de los narcotraficantes.

“En consecuencia, a nadie le puede extrañar de pronto que el helicóptero (de la compañía mexicana ASESA) que cayó en una finca que tenía protección, no iba para Colombia, venía a recoger”, reveló el funcionario.

“Tuvieron la pena de no llegar hasta el centro de abastecimiento, parece que el muchacho que está metido en esto (El Capi) y que no ha sido agarrado, realizaba los viajes con frecuencia”, subrayó Herrera.

En Las Minas “hay grupos armados que perfectamente pueden hacerse cargo, como en Colombia la narcoguerrilla, de brindar abastecimiento de combustible, lo venden caro; y establecer a partir de los ingresos del cuido de la ruta, una serie de recursos que les permite formar una base social sólida”, indicó el ministro de Gobernación.

Herrera se mostró preocupado por los tentáculos que podrían establecer los narcotraficantes en el país y consideró que “ellos tienen el conocimiento, la inteligencia, la capacidad de desplazarse en el Pacífico”.

“Si no hacemos algo, podemos en poco tiempo caer realmente en una situación al estilo de lo que ha pasado en Guatemala o en Colombia, que es el establecimiento de redes (de narcos) bien sólidas”, dijo Herrera.   

×