Perfil sicológico del adicto

El uso anormal de Internet puede crear adicción, por lo que los sicólogos recomiendan que la conexión a la red no se prolongue más de dos horas diarias. Asimismo aseguran que el colectivo más vulnerable son personas introvertidas, con baja autoestima y con un vida familiar pobre, “por lo que corren más riesgo de experimentar […]

El uso anormal de Internet puede crear adicción, por lo que los sicólogos recomiendan que la conexión a la red no se prolongue más de dos horas diarias. Asimismo aseguran que el colectivo más vulnerable son personas introvertidas, con baja autoestima y con un vida familiar pobre, “por lo que corren más riesgo de experimentar conductas adictivas a la red informática”.

Estas personas encuentran en el ordenador algo que les da cosas y no les pide nada a cambio y, además, la máquina tampoco les valora si están teniendo un comportamiento correcto o no, por eso, estos usuarios de Internet son capaces de crear un mundo virtual que les compensa las insatisfacciones que tienen en el mundo real.

Los adictos a la red son aquellos usuarios que aumentan su dependencia al ordenador hasta aislarse de su entorno e ignorar otros aspectos de la vida cotidiana. Un ejemplo de adicción es cuando una persona no recurre a la red para obtener información, sino que “lo hace para huir de sus problemas cotidianos o cuando sufre una necesidad imperiosa de ejecutar lo que le apetece con una pérdida de control importante”, asegura en sus conclusiones la Asociación Psicológica Estadounidense, durante un evento gremial.

Los síntomas más frecuentes de los afectados por esta adicción son la privación de sueño para “engancharse” a la red, el descuido de otras actividades importantes (como el tiempo para la familia o las relaciones sociales) y; el hecho de pensar constantemente en la red cuando no se está conectado a ella.

Distinguir lo que es el uso normal de Internet de lo que es una adicción, no abandonar ninguna afición por el uso del mismo, mantener las relaciones sociales y familiares sin dar prioridad al contacto con la red, son algunos de los “límites de autocontrol” que se recomienda a los usuarios de las redes informáticas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: