Dejemos una huella positiva

Víctor Hugo Polanco SáenzCédula No. 441-100768-0003Vpublitec@ibw.com.ni Hagamos de las elecciones recién pasadas un momento realmente histórico. Estamos a pocos días que asuman en Nicaragua las nuevas autoridades. Hubo algo novedoso: primera vez que se realizan elecciones municipales separadas de las nacionales; pero eso no basta, además que no se sabe si fue bueno o malo; […]

Víctor Hugo Polanco SáenzCédula No. 441-100768-0003Vpublitec@ibw.com.ni

Hagamos de las elecciones recién pasadas un momento realmente histórico. Estamos a pocos días que asuman en Nicaragua las nuevas autoridades. Hubo algo novedoso: primera vez que se realizan elecciones municipales separadas de las nacionales; pero eso no basta, además que no se sabe si fue bueno o malo; el tiempo lo dirá.

Lo verdaderamente nuevo sería que se separen los intereses de tal o cual partido, de labor o gestión que a nivel personal pueda hacer un representante electo por el pueblo, indistintamente de la bandera política con la cual llegó al poder.

Al menos se ha escuchado de boca de algunos, que eso no pasará: “no seremos títeres de nadie”. Por el bien de todos, así sea. Es hora que los políticos hagan honor a esa confianza que la población deposita en ellos. Es el momento que pasen de las promesas a lo concreto, sabemos que no cumplirán con todo lo prometido en la campaña electoral. Siquiera cumplan con un 30 ó 40% y dejen buenas bases para las próximas autoridades y… por favor… no presuman por lo que hicieron, tampoco culpen a otros por lo que no pudieron hacer.

Por otro lado, todos aquellos miembros, militantes o correligionarios de cualquier partido deben cambiar de actitud, dejen de ser simples aduladores detrás de un jugoso puesto, comiencen a ser críticos con sus propios dirigentes y así ganarán moral para cuestionar a otros. En ese sentido aportarán al desarrollo de nuestro moribundo país, demuestren valentía y desenmascaren a sus guías cuando incurran en fallas, porque el ser humano trasciende por sus buenos actos y no por lo que tiene.