Por la calidad de nuestro béisbol

Desde hace algunos años al comenzar cada temporada de nuestro béisbol combinado con jugadores amateurs y profesionales los dueños de cada equipo discuten la alternativa de que compitan 4-6-8 y más clubes, contando con el apoyo moral y solidario de los fanáticos aficionados de cada departamento. Los dueños de equipos se entusiasman y obtienen el […]

Desde hace algunos años al comenzar cada temporada de nuestro béisbol combinado con jugadores amateurs y profesionales los dueños de cada equipo discuten la alternativa de que compitan 4-6-8 y más clubes, contando con el apoyo moral y solidario de los fanáticos aficionados de cada departamento. Los dueños de equipos se entusiasman y obtienen el respaldo de la crónica deportiva con lo que se vislumbran mayores ingresos económicos para la liga. Pero ¿qué ha sucedido, que todos los años a mitad de campaña los peloteros empiezan a quejarse que no les pagan su sueldo cumplidamente? Los que proveen albergue, comida, etcétera a los peloteros se quejan de lo mismo. Los organizadores se defienden diciendo que sus patrocinadores se les han retrasado y así van dando tumbos a lo largo de la temporada y lo peor llega al final de la liga porque a jugadores y demás proveedores se les queda debiendo y a pesar de que éstos recurren a la garantía bancaria ahí se les canta cero porque los dueños de los clubes se adelantan a suspender la vigencia de la tal garantía. Este es el cuento de todos los años, es decir, vuelven a tropezar con la misma piedra.

¿Hasta cuándo haremos bien las cosas? La solución es bien sencilla. Si no han podido organizar convenientemente las ligas anteriores con 8 y 6 equipos, háganlo con 4, un número viable con el cual pueden quedar satisfechos organizadores, patrocinadores, peloteros y fanáticos.

Chefel García

Tel.: 2773305.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: