Poeta Pablo Antonio Cuadra

La personalidad del poeta Pablo Antonio Cuadra llena toda una época de la historia de las letras nicaragüenses y su proyección cívica ilumina el espíritu democrático de la República. Nacido en Managua, Nicaragua en el año de 1912, hijo del Dr. Carlos Cuadra Pasos, jurista, estadista, canciller, diplomático connotado político nicaragüense y de doña Merceditas […]

La personalidad del poeta Pablo Antonio Cuadra llena toda una época de la historia de las letras nicaragüenses y su proyección cívica ilumina el espíritu democrático de la República.

Nacido en Managua, Nicaragua en el año de 1912, hijo del Dr. Carlos Cuadra Pasos, jurista, estadista, canciller, diplomático connotado político nicaragüense y de doña Merceditas Cardenal.

Su figuración como fundador del Movimiento Vanguardista de Nicaragua junto con Luis Alberto Cabrales, José Coronel Urtecho, Manolo Cuadra y Joaquín Pasos, es notable. Es el único sobreviviente de esa exitosa aventura literaria. Pero de todos es el que nos lega la obra más extensa y orgánica, de más sostenido impulso y más dilatado horizonte.

Difícil es enumerar su fecunda obra que parte de sus Poemas nicaragüenses, escritos entre 1930 y 1933 y publicados por la editorial Nascimento en Santiago de Chile en 1934. Así como Rubén Darío publicó su obra primigenia en Chile, así lo hizo también el gran poeta de nuestros tiempos, Pablo Antonio Cuadra, a quien hoy el Instituto Cultural Rubén Darío de Washington D.C., rinde homenaje mediante la imposición de la orden Patria y Cultura en el grado de Gran Cruz.

Como poeta y periodista, basta con destacar sus escritos “ESCRITOS A MÁQUINA” aparecidos en el Diario LA PRENSA a partir de 1964, y los que constituyen un monumento de orientación y reflexión filosófica en las difíciles y dramáticas etapas en que ha vivido nuestra Patria. Y entre las múltiples obras del Poeta Pablo Antonio Cuadra, está El Nicaragüense y como hijos del exilio, nos tocó el alma y el ser, con la publicación del libro EL HOMBRE, UN DIOS EN EL EXILIO, prologado por su ilustre nieto, Pedro Xavier Solís, quien también nos honra como miembro del Movimiento Mundial Dariano, y quien es actualmente presidente del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispana y miembro de la Academia de la Lengua, donde nuestro ilustre homenajeado el Poeta Pablo Antonio Cuadra, es presidente.

Para este gran autor de El Jaguar y La Luna, de Cantos de Cifar y Tun, de Poemas para un calendario, nuestro gran amigo y maestro poeta Pablo Antonio Cuadra, os traemos nuestra admiración y veneración como una de las más altas cumbres de la literatura contemporánea de América Latina.

Para gloria de la Patria de Rubén Darío, de Salomón de la Selva, de Alfonso Cortés, de Azarías H. Pallais, el poeta Pablo Antonio Cuadra vive entre nosotros y su creación como expresa la escritora Gloria Guardia de Alfaro, se sitúa en la naturaleza, en Cristo y el mito. Y culminamos esta breve presentación de Pablo Antonio Cuadra, el poeta que inaugura un nuevo siglo y un nuevo milenio, llenando sus ánforas indias de sabiduría y de excelso amor cristiano.

Héctor Darío Pastora.