Somoto depende de la cooperación externa

Carole Thimpson Ramírez – Corresponsaldepartamentales@laprensa.com.ni MADRIZ.- La reducción de la cooperación externa para el año 2001, anunciada por fuentes gubernamentales en la presente semana, ha causado preocupación en esta ciudad según lo pudimos constatar de parte de las autoridades salientes y entrantes, ya que la mayor parte de los proyectos e inversiones sociales en el […]

Carole Thimpson Ramírez – Corresponsaldepartamentales@laprensa.com.ni

MADRIZ.- La reducción de la cooperación externa para el año 2001, anunciada por fuentes gubernamentales en la presente semana, ha causado preocupación en esta ciudad según lo pudimos constatar de parte de las autoridades salientes y entrantes, ya que la mayor parte de los proyectos e inversiones sociales en el municipio dependen de la ayuda internacional que brindan ciudades hermanas de Europa.

En un municipio donde sólo se produce el 15 por ciento de lo que se consume, afectado por las peculiaridades del trópico seco y con bajas recaudaciones, la ayuda del exterior ha sido en los últimos tiempos el elemento clave de subsistencia para la población que se ha visto beneficiada de exitosos proyectos.

Ejemplo de ello es que para el pasado año 2000 la cooperación descentralizada representó más de 12 millones de córdobas en inversión socioeconómica.

Funcionarios de la Alcaldía Municipal indican que Somoto mantiene un alto nivel de dependencia de ayuda humanitaria externa, principalmente de España y Francia.

Gustavo Medina, director del Centro de Iniciativa para el Desarrollo de Somoto (Cides), organismo técnico adjunto de la Alcaldía, expresó que el pasado año, de cada 10 córdobas invertidos por la Comuna, 7 correspondieron a cooperación externa descentralizada.

Indicó que dichos fondos son invertidos en proyectos sociales de urgencia, es el caso del proyecto de autoconstrucción de viviendas del Nuevo Guayabo, cuyo costo supera los cinco millones de córdobas y que ha sido financiado por el Fondo Vasco, Ayuntamiento de Fougeres de Francia y el Ayuntamiento de Leganés en España.

A juicio de Narbona, “a estas alturas es lógico el cansancio de los donantes, por eso en Somoto se pretende dar un nuevo enfoque a la ayuda internacional, no sólo a través de proyectos sociales coyunturales sino por medio de proyectos estructurales que eleven la capacidad productiva del municipio y el futuro nivel de ingresos tributarios de la municipalidad”.

GASTOS DE PLANILLA

Señaló que las recaudaciones municipales representaron en el 2000 alrededor de 2 millones de córdobas, de ello un 51.30 por ciento fue empleado en pagos de planilla.

Wilson Pablo Montoya, vicealcalde saliente de Somoto, ubicado a 216 kilómetros de Managua, dijo durante su administración reactivaron tres hermanamientos que estuvieron inactivos tanto en España como en Francia y son ellos los que ha aportado los mayores caudales económicos para los proyectos sociales que urge la población.

A partir de 1997 la municipalidad somoteña percibió un promedio de 4.5 millones de córdobas al año en concepto de ayuda internacional, lo cual es mucho comparado con las mínimas recaudaciones promedio anuales de 1.8 millones de córdobas que realiza la Comuna en concepto de impuestos.

En contraste las transferencias que realiza el gobierno a través de los proyectos del tesoro nacional y la Asamblea Nacional son de 400,000 córdobas..

Consideró que el apoyo internacional ha influido de forma directa en las familias de los beneficiados que son de escasos recursos, sobre todo en los proyectos de autoconstrucción de viviendas donde la administración anterior logró gestionar más de 600 para el campo y la ciudad paliando el actual déficit de vivienda municipal estimado por el Cides en 1,500 viviendas en todo el municipio, proyectos lecheros, henequeneros, huertos familiares y otros.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: