Impuestos portuarios

La Empresa Portuaria Nacional ha publicitado en los periódicos que la remodelación de cierto equipo para carga y descarga de vapores y contenedores hará que la carga fluya voluminosamente en Puerto Corinto. De ser sólida esa apreciación desde hace meses estaría viniendo más carga, porque ya tienen varios meses de haber entrado en servicio dos […]

La Empresa Portuaria Nacional ha publicitado en los periódicos que la remodelación de cierto equipo para carga y descarga de vapores y contenedores hará que la carga fluya voluminosamente en Puerto Corinto.

De ser sólida esa apreciación desde hace meses estaría viniendo más carga, porque ya tienen varios meses de haber entrado en servicio dos grúas frontales (para carga y descarga de contenedores) y hace pocos días dos modernos clampshelles (para descarga de productos a granel), sin embargo la carga brilla por su ausencia.

El problema no es de tarifas. A los vapores se les bajó sustancialmente la tarifa, y a los importadores y exportadores que traen su mercancía en contenedores no se les cobra ni cinco centavos. Si el exportador mete a portuaria cien o doscientos contenedores con café, éste no paga nada, y si el importador trae igual cantidad de contenedores con cualquier tipo de mercancía y se los lleva a Managua, no paga nada. Entonces, ¿cómo se puede bajar más a la tarifa?.

Es insostenible el argumento de que en este año Corinto manejará un millón doscientas mil toneladas, pero de ser cierto, la mitad, o sea seiscientas mil toneladas, son combustible y productos químicos conexos, que no dejan beneficio al puerto.

Lo único que salvaría a nuestros puertos sería un decreto que dijera: “A partir de esta fecha toda mercancía fuera del área Centroamericana, que sea descargada en puertos marítimos extranjeros, al momento de entrar al país por vía terrestre, sea afectada con un impuesto del 50 por ciento del valor CIF, este impuesto es para compensar los daños causados a los puertos, quedando exceptuadas las que desde su lugar de origen hayan usado la vía terrestre”.

Hugo Orlando García Arana

Agente Aduanero  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: