Darío, más que una ciudad

Creemos oportuno que Darío no se debe de circunscribir a un municipio del Departamento de Matagalpa, por tal razón nosotros ciudadanos de Santa Lucía, Teustepe, San José de los Remates y del mismo Boaco, hemos conversado sobre la posibilidad de rebautizar a nuestro departamento, como departamento de Darío, con el fin de que nuestro poeta […]

Creemos oportuno que Darío no se debe de circunscribir a un municipio del Departamento de Matagalpa, por tal razón nosotros ciudadanos de Santa Lucía, Teustepe, San José de los Remates y del mismo Boaco, hemos conversado sobre la posibilidad de rebautizar a nuestro departamento, como departamento de Darío, con el fin de que nuestro poeta no se limite al Municipio de Darío.

Si recordamos un poco de historia, los últimos departamentos creados en nuestro país han retomado no necesariamente el nombre de la cabecera departamental, sino que retomaron características más integradoras como lo fue el caso de Río San Juan, Región Autónoma Atlántico Norte y Región Autónoma Atlántico Sur.

En el caso de nuestro departamento, en un principio fue creado con el nombre de Jerez posteriormente en los años 30 los senadores dispusieron llamarlo Larreynaga, pero al final los diputados lograron imponer al naciente departamento el nombre de la cabecera, que a decir verdad, no responde desde ningún punto de vista a la realidad de esta porción del territorio nacional, por el contrario durante todos estos años ha significado, sumisión, dependencia y lo peor atraso para el resto de municipios.

Hoy es la oportunidad histórica para iniciar una auténtica reintegración de todos los municipios con un nombre que nos identifique sin discriminación alguna, y ese nombre es el de nuestro poeta Rubén Darío, recordemos que la mayoría de los países han honrado a sus grandes hijos, inmortalizándolo como el caso de: Morazán en Honduras, Bolívar en Venezuela, Morel en México etc., esperamos que el Instituto Nicaragüense de Cultura, INETER, INIFOM, las alcaldías de nuestros municipios y la sociedad civil, se pronuncien para que la Asamblea Nacional retome esta noble propuesta y nuestro departamento se llame con todo orgullo Departamento de Darío.

Pablo Loáisiga M.
Le siguen cuatro firmas